Solicita presupuesto

    Si, he leído y acepto la política de privacidad
    Si, quiero recibir comunicaciones de Caruda Campos

      Solicita tu presupuesto online

      Nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad

      Datos de la reforma

      Datos de contacto

      Si, he leído y acepto la política de privacidad
      Si, quiero recibir comunicaciones de Caruda Campos

      Blog

      ahorrar-factura-de-la-luz

      Si eres de lxs que temen la llegada de la factura de la luz, esto te interesa. Durante el día a día no somos conscientes de los gastos innecesarios que realizamos en casa hasta que no llega la temida factura. Por eso, desde Caruda Campos queremos darte unos pequeños consejos para que puedas ahorrar en tus próximas facturas.

      Cómo ahorrar más en la factura

      Revisa tu factura

      ¿Desde cuándo tienes contratada tu factura? A veces firmamos un contrato con la empresa eléctrica y nos desentendemos de ello. Es importante revisar si la tarifa contratada es la más idónea para nuestro hogar y conocer otras opciones que nos permitan pagar por lo que realmente gastamos. Existen tarifas diurnas y tarifas nocturnas en función de cuando realices el mayor gasto en tu hogar. Ponte en contacto con tu empresa y elige la que más se adapte a tus hábitos.

      Aísla la vivienda

      Las puertas y ventanas que no están bien selladas pueden generar fugas de aire y como consecuencia la entrada de frío durante el invierno. Existen formas de solucionar estas fugas de una forma económica, por ejemplo, instalando burletes en las ventanas. Se trata de unas bandas, generalmente de silicona, que se colocan en los bordes de la estructura de la ventana sellándola herméticamente. De esta manera evitamos las filtraciones de aire frío por cualquier rendija y ayudamos al mantenimiento del calor.

      Si el problema es más grave, puedes contactar con una empresa como Caruda Campos que contamos con un servicio de mantenimiento para solucionar estos problemas.

      Desenchufa los aparatos

      Sí, también incluye quitar los cargadores cuando hemos terminado de carga el ordenador o móvil. El microondas, la cafetera, el tostador o la televisión suelen ser algunos de los electrodomésticos que solemos dejar enchufados sin ser conscientes de que están gastando energía, aunque estén apagados. Recuerda desenchufar todos los productos que no estés utilizando y no necesiten están conectados a la corriente continuamente.

      Apaga las luces

      ¿Sabías que el 20% del gasto energético de los hogares es de la luz? No es necesario que andes a oscuras por la casa, pero sí que apagues las luces cuando te vas de una estancia de tu hogar. ¿Cuántas veces has dejado la luz del baño encendida porque ibas a ir? Es mejor apagarla y cuando vayas (de verdad) volver a encenderla.

      También te recomendamos que revises las bombillas de tu hogar y sustituyas las halógenas por bombillas led o de bajo consumo. Estas bombillas tienen un precio más elevado, pero es una inversión ya que su vida útil es mayor y te ayudará a ahorrar en la factura de la luz. Te recordamos que es importante que aproveches al máximo la luz natural durante el mayor tiempo posible.

      Duchas más rápidas

      Como ya te explicamos en los beneficios de cambiar la bañera por el plato de ducha, las duchas suponen un ahorro mayor de energía y agua. Tan solo 7 minutos de ducha son necesarios para un aseo completo, si prefieres estar 20 minutos debes saber que este tiempo se verá reflejado en la factura. No solo se gasta agua, sino también la energía que se necesita para que el agua salga templada o caliente.

      Lavar con agua fría

      La lavadora es uno de los electrodomésticos que más consume porque calentar el agua es bastante costoso. Un 11,8% de la factura corresponde a la lavadora. Otra opción es, una vez que revises tu tarifa contratada, poner la lavadora en las horas de menor consumo.

      Cuida los radiadores

      Limpiar el polvo de los radiadores frecuentemente puede ayudarte a ahorrar hasta un 10% de la energía consumida. A la hora de encender la calefacción tras el buen tiempo es recomendable purgar bien los radiadores para ahorrar energía.

      Baja las temperaturas del calentador

      Revisa tu calentador de agua, quizás la temperatura media esté en 60ºC, esta temperatura es excesiva para el uso humano, incluso perjudicial para las tuberías. Si quieres ahorrar dinero sin notar diferencia, puedes bajarlo a 40ºC, esto no afectará a la temperatura del agua a la hora de ducharte.

      Si tienes una caldera de gas puedes optar por el encendido automático para generar un mayor ahorro.

      Esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda y notes una disminución en la próxima factura ?.

      Share this post

      Deja tu comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *